martes, 10 de mayo de 2016

"La gotera," comedia de Franklin Rodríguez con dirección de Gina Piccirilli

       
 ¡Dios mío hay una filtración de agua en el baño! Entonces, la señora busca un plomero confiable. Ella vive sola y tiene miedo de traer cualquier técnico a su hogar. ¿Será bueno, confiable, ladrón, violador de mujeres solas? El tema da para mucho porque todos hemos tenido la experiencia de tratar con un plomero, sin saber cuánto nos va a costar, si hace el arreglo ya o tarda tres días más de lo previsto.

         “La Gotera,” una comedia cautivante del actor, escritor y dramaturgo uruguayo Franklin Rodríguez, ha subido al teatro Damero en Buenos Aires con la avezada dirección de Gina Piccirilli. Entretiene del principio al final con suspenso, humor ácido y la actuación escrupulosa y comprometida de dos actores que parecen ser ellos mismos los personajes.

La filtración es una buena excusa para indagar sobre dos personajes cuyas necesidades y deseos personales entran en conflicto; el plomero es un hombre fogoso que no viene únicamente para hacer el arreglo y la señora dice que está contenta con su vida solitaria pero en realidad anhela otra dimensión para su existencia.

Dice la directora: “Leí La Gotera hace años y recuerdo que me atrapó desde el primer instante. Pero éste año, cuando los estupendos actores Betty Badal y Mauro Altschuler me convocaron para dirigirla, descubrí una historia mucho más rica y llena de matices. Es una obra que desde el humor convoca a reflexionar sobre la perversidad y el sometimiento. “

A unos días del festejo de su cumpleaños, la señora se pone un poco nerviosa cuando nota una gotera en el baño. Entonces, lo que parece ser una relación normal de trabajo se transforma pronto en un vínculo absurdo, perverso, sugerente, de toma y daca, en el cual cualquier desenlace parece posible.

Si bien el hombre vigila bien sus pasos para no mostrar sus deseos subterráneos, su experto manejo de la situación, y su conocimiento de la psicología femenina, su experiencia en manipular situaciones, lo transforma en un dominador terrible y permite que el conflicto tenga una clara lectura enlazada con la violencia de género. Pronto, ante la imposibilidad de la señora de despedir al artero plomero, el conflicto nos conduce, risas mediantes, a una reflexión sobre los aspectos patológicos de esta relación y de tantas otras relaciones de pareja. No es una relación de pareja y sin embargo el conflicto nos lleva a contemplar muchos aspectos de las relaciones entre hombres y mujeres.

Mediante el humor de palabra y de acción y la libertad que propone el absurdo, el drama atrapa sin revelar el posible desenlace.  (En un momento muy logrado, la directora tiene el plomero llenando todo el espacio escénico con caños entrelazados). Pero es la actuación de Mauro y Beatriz lo que realmente hace que el espectáculo sea fuera de lo común. En el caso de ella, la expresividad de su cara; lo notable de él son sus brazos y miradas. 

Ficha técnico artística
Clasificaciones: Teatro, Adultos
TEATRO EL DAMERO
Dean Funes 506 (mapa)
Capital Federal - Buenos Aires - Argentina
Teléfonos: 2060 - 2278
Entrada: $ 150,00 / $ 120,00 - Domingo - 20:00 hs - Desde el 08/05/2016 
         

2 comentarios:

  1. REALMENTE ESPECTACULAR LA COMEDIA, LLENA DE INSÓLITAS SITUACIONES QUE TUVE EL GUSTO DE VER EN ESPAÑA CON LA ACTUACIÓN DEL PROPIO AUTOR ACOMPAÑADO POR LA ACTRIZ MARÍA FILIPI...

    ResponderEliminar
  2. REALMENTE ESPECTACULAR LA COMEDIA, LLENA DE INSÓLITAS SITUACIONES QUE TUVE EL GUSTO DE VER EN ESPAÑA CON LA ACTUACIÓN DEL PROPIO AUTOR ACOMPAÑADO POR LA ACTRIZ MARÍA FILIPI...

    ResponderEliminar